Toxina Botulínica: Uso y Aplicaciones en Medicina y Estética

La toxina botulínica, comúnmente conocida como “Botox”, es una neurotoxina producida por la bacteria Clostridium botulinum  A pesar de su toxicidad potencial, ha encontrado una variedad de aplicaciones terapéuticas y estéticas que han revolucionado diversos campos de la medicina. Este artículo explora los usos, el mecanismo de acción y las consideraciones de seguridad de la toxina botulínica.

Mecanismo de Acción de la toxina botulínica

La toxina botulínica actúa inhibiendo la liberación de acetilcolina, un neurotransmisor que media la transmisión de señales nerviosas a los músculos. Al bloquear esta liberación, la toxina impide la contracción muscular, lo que resulta en una disminución de la actividad muscular. Esta propiedad es la base de su aplicación tanto en trastornos médicos como en procedimientos estéticos.

Aplicaciones Médicas de la toxina botulínica

1. Trastornos Neuromusculares:

La toxina botulínica es efectiva en el tratamiento de condiciones como el estrabismo, el blefaroespasmo (contracción involuntaria de los músculos del párpado) y la distonía cervical. Estos trastornos se caracterizan por contracciones musculares involuntarias que pueden ser dolorosas y debilitantes.

2. Hiperhidrosis:

Para aquellos que sufren de sudoración excesiva, la toxina botulínica puede ser una solución efectiva. Al inyectarla en áreas como las axilas, palmas de las manos o plantas de los pies, se reduce significativamente la producción de sudor.

3. Espasticidad:

En pacientes con condiciones neurológicas como la esclerosis múltiple y después de eventos como un accidente cerebrovascular, la toxina botulínica ayuda a manejar la espasticidad muscular, mejorando la movilidad y la calidad de vida.

4. Migrañas Crónicas:

La FDA ha aprobado el uso de toxina botulínica como tratamiento preventivo para las migrañas crónicas, ayudando a reducir la frecuencia y severidad de los episodios en algunos pacientes.

 

Aplicaciones Estéticas

Las aplicaciónes más conocidas de la toxina botulínica en el campo de la estética son:

1. Arrugas dinámicas del tercio superior facial

Al relajar los músculos faciales que contribuyen a las líneas de expresión, se logra un aspecto más suave y rejuvenecido. Las áreas comunes de tratamiento incluyen la frente, el entrecejo y las patas de gallo alrededor de los ojos.

2. Bandas platismales:

Bandas fibrosas que aparecen como cordones verticales al tensar el cuello.

3. Hiperhidrosis axilar, palmar o plantar (o de cualquier localización):

Es tratar la sudoración excesiva de axilas, palmas y plantas de los pies.

4. Bruxismo:

Implica la inyescción de toxina botulínica en los múlsculos de la mandíbula para reducir su actividad y aliviar los ´síntomas asociados al rechinar de los dientes (dolor mandibular, dolor de cabeza, desgaste dental, daño de la articulación temporomandibular).

5. Sonrisa gingival:

Es la situación en la que se muestra demasiada encía al sonreír. El tratamiento depende de la causa subyacente, que puede ser la posición de los dientes, la altura de la línea de la encía y/o la actividad muscular. En el caso de que el origen sea que la contración de los músculos elevadores del labio superior, la infiltración de toxina botulínica puede reducir su actividad mostrando menos encía.

Seguridad y Consideraciones

Es crucial que los tratamientos con toxina botulínica sean realizados por profesionales de la salud capacitados para minimizar riesgos y asegurar los mejores resultados posibles. 

Después de la administración de la toxina los efectos tardan en aparecer unos 10 días, por eso realizamos la revisión a las dos semanas normalmente.

La duración estimada depende de la cantidad de unidades que se infiltran, viene a ser entre 3 y 6 meses en facial, bruxismo en torno a 4- 6 meses y en los casos de hiperhidrosis 9-12 meses.

Los efectos siempre son reversibles y van desapareciendo de forma gradual. 

Mitos y leyendas

¿Si me infiltro botox se hincha la cara?

No, que la cara tenga aspecto de hinchada está más relacionada con el mal uso de los materiales de relleno.

¿Si me infiltro botox y decido dejar de hacerlo después de un tiempo (porque no me ha gustado el efecto, porque no me lo puedo permitir económicamente ahora mismo, etc) voy a tener efecto rebote y me van a salir más arrugas?

No, al contrario, has estado 4-6 meses sin marcar las arrugas de expresión, y eso siempre cuenta a favor. Los músculos recuperarán la fuerza progresivamente y poco a poco volverán a marcarse las arrugas, pero no más que antes. La sudoración y el bruxismo volverán a aparecer, pero no con más intensidad que anteriormente.

CONCLUSIÓN

El uso de la toxina botulínica en medicina estética ha demostrado ser un tratamiento

Eficaz para tratar arrugas dinámicas, hiperhidrosis, bruxismo entre otras patologías, con resultados muy satisfactorios para los pacientes

Seguro, cuando se realiza por un profesional cualificado y se realiza de forma personalizada, como hacemos en nuestra clínica.

 

Pide más información sobre nuestro servicio de medicina estética AQUÍ

Dra. Widad Tourkmani

INDICE

Más
Noticias

Ir al contenido