8 TIPS PARA NO GANAR PESO EN VACACIONES

Se acerca el momento más esperado para todos, y éstas son las fantásticas vacaciones o temporada de descanso en la que hacemos una parada para reponer fuerzas, realizar otras actividades y disfrutar del momento que a veces tanto olvidamos.

Si hemos estado durante todo el año pendientes de nuestro peso y cuidándonos, no debemos agobiarnos con la idea de que vamos a echar todo a perder, por “desviarnos” o hacer pequeñas modificaciones o “transgresiones” en nuestra ingesta diaria por consumir algunos alimentos o bebidas que no hayan estado en nuestro menú diario y planificado.

Lo importante que debemos de tener en cuenta, es que si hemos modificado nuestros hábitos alimentarios y realizamos actividad física a diario y nos movemos, debemos disfrutar sin sentirnos culpables.

En un estudio publicado en 2017 en la revista International Journey of Obesity, se observó que hacer periodos de descanso de restricción calórica mejoraba la pérdida de peso y grasa.

Por tanto, si nos saltamos “la dieta” no debe generarnos stress, sino que debemos entenderlo como parte de nuestro momento de descanso para recargar pilas. Ahora bien, esto no significa que tengamos vía libre para tomar un sinfín de tapas, raciones, bebidas o helados. Debemos disfrutar de las fantásticas verduras y frutas del verano: tomates, calabacín, pepino, melón, sandías. Hay que aprovechar esta época tan especial, para preparar gazpachos y cremas frías, ensaladas variadas y un sinfín de recetas “fresquitas” que podemos encontrar en nuestra web y por qué no, también debemos aprovechar a darnos un “capricho” de vez en cuando, eso sí, sin culpa. 

Te recomendamos 

Hacer una lista de esos caprichos que te gustaría tener y que les elijas uno cada día, porque todos al mismo incurrirán en un exceso calórico, por ejemplo: 

-lunes: pescadito frito

-jueves helado

-sábado: refresco o una caña…

No dejar de hidratarte con agua (aunque tomes otras bebidas)

Nos encontramos con mucha retención de líquidos a la vuelta de vacaciones por haber dejado de beber agua

Respetar el número de tomas y evitar saltarlas con la intención de “compensar” porque si saltas una comida  o el desayuno pensando en que vas a salir a comer fuera y “te vas a pasar” seguramente te pasarás. 

Elige un primer plato frugal (hortalizas como gazpacho, parrilladas, trigueros, ensaladas sin salsas) que desplazan otros alimentos más calóricos y contienen fibra que te mantendrá saciado.

Compra fruta que puedas llevar contigo a todas partes y tomar antes de las comidas principales para conseguir moderar las porciones de comida que tomas y poder tomar mejores decisiones.

Mantente físicamente activo haciendo recados a pie, en vacaciones no hay prisa aprovecha para moverte todo lo que no te mueves cuando estás trabajando, Y si es posible, aprovecha para hacer algún tipo de deporte extra que puedas continuar a la vuelta de las vacaciones

Descansa, dormir lo suficiente (entre 6-8 horas) es fundamental para mantener tus ritmos circadianos y evitar el aumento de peso

Valora que un mantenimiento de peso y no aumentar durante las vacaciones también es un buen resultado

Recuerda que una adecuada alimentación, realizar ejercicio físico; el movimiento es salud, tomar el sol con prudencia, bañarse en aguas dulces o saladas, leer un buen libro  y descansar!

Disfruta y aprovecha el verano!

Equipo de Clínica Diet.

BIBLIOGRAFIA

Byrne, N. M. et al. 2018. “Intermittent Energy Restriction Improves Weight Loss Efficiency in Obese Men: The MATADOR Study.” International Journal of Obesity 42(2): 129–38.

INDICE

Más
Noticias

Ir al contenido